Inicio Actualidad 4 motivos por los que adoramos a Sarah Jessica Parker

4 motivos por los que adoramos a Sarah Jessica Parker

-

Son incontables los motivos por los que adoramos a Sarah Jessica Parker, pero había que reducirlos a cuatro, que si no este artículo no acabaría nunca. Aprovechando que la pillamos descansando en Los Hamptons, estas fotos nos ayudan a ilustrar qué cosas la hacen tan estupenda a mis ojos.

Me encanta Sarah Jessica Parker, lo confieso. Es una de esas mujeres con las que podría irme de cañas. Bueno, con ella, seguramente la cosa iría de chupitos de Cosmopolitan. Pero sí, es flipante cómo alguien puede ser pijísima y cercana a la vez. Yo creo que ese arte hay que llevarlo dentro. Imagínate tú departir con, qué te digo yo, Victoria Beckham. Chica, qué pereza, qué tensión, qué todo. Pero con la Parker sería otra otra cosa, lo tengo clarinete.

Por eso, y por otros motivos que expongo a continuación, entono muy fuerte un «adoramos a Sarah Jessica Parker». Y vais a estar de acuerdo conmigo, lo sé.

Adoramos a Sarah Jessica Parker… por curranta y ‘apañá’

Cuando Sarah Jessica se embarca en un proyecto, lo hace con todo. Nada de medias tintas, no. «¿Tú me quieres en tu serie? Pues a muerte», parece decir. Que se cascó, os recuerdo, casi cien episodios de Sexo en Nueva York, sin contar con las pelis que generó aquella serie. ¡Que Sarah Jessica Parker era su protagonista principal! No sé, pero verla en la playa acarreando esa barbaridad de trastos sin ayuda lo refleja muy bien, ¿no creéis? Por cierto, os recuerdo que su último trabajo, Divorce, está en HBO y se pueden ver sus tres temporadas.

Bolsa de playa, sillas, tropecientas mil toallas y todo, sin perder un ápice de estilo. Si digo yo que adoramos a Sarah Jessica Parker es por algo. (Foto: Agencias)

Por expresiva

Pero vamos, una jartá, que dirían por el sur. Dejo aquí dos ejemplos, pero os apuesto lo que queráis a que no hay ni una sola de las fotos de este repor en la que Sarah Jess no esté gesticulando fortissimamente. ¿Y sabéis qué? Que eso dice mucho y muy bueno de ella. Nuestra Carrie Bradshaw calza 55 espléndidos años, y mientras muchas prefieren no sonreír para no marcar arruga —EJEM EJEM a la otra celebrity del primer párrafo me remito EJEM—, SJP se pasa las marcas de expresión por el chimichurri y sonríe, chilla, se enfada, se sorprende y lo que haga falta. Muy bien, sí, señora.

Por paciente y perseverante

Casi 30 años de amor lleva junto a Matthew Broderick. Decidme a mí cuántos matrimonios del mundo famoseo aguantan tanto. Eso sí: la han querido separar, tirando por lo bajo, sopetecientas mil treinta y dos veces, y nada. Ahí siguen los dos tan felices y campechanos. De hecho, el año pasado llegó a escribir una carta contra National Enquirer por inventar rumores sobre su ruptura… una vez más. Calificó al medio de comunicación de puntualidad a la hora de difamar, ya que, al parecer, lo hacen en vísperas de todos sus aniversarios de boda.

Por cierto, que lo olvidaba: en aquel ataquín de ira (justificadísimo) recibió el apoyo de actrices como Michelle Pfeiffer o Gwyneth Paltrow, entre otras.

28 añitos llevan enamorados (y 23 casados) Matthew (a la izquierda, el del bronceado a lo Iniesta) y Sarah Jessica Parker. Y ahí siguen, pasando su tiempo libre juntos. Por más que les pese a algunos. (Foto: Agencias)

Por marcar tendencia hasta sin querer

No es la primera vez que vemos a SJP en Los Hamptons (de hecho, ya os la mostramos a principios de verano con su familia). Y juraría que lleva hasta el mismo bañador de entonces. Que, por cierto, lo mismo te sirve para darte un chapuzón que de top con unos vaqueros. Qué mona va esta chica siempre. ¡Si hasta lleva un segundo par de gafas de sol, como el tío del tchin-tchin! Y ese moño alto ahí en plan loca de los gatos, que te queda de escándalo. Sarah Jessica, no puedo parar de adorarte. Y vosotros, ¿qué? ¿Os unís a mi club de fans?

«¿Y si les digo que les he hecho chips crujientes de sepia? Bueno, si no, les prepararé un gazpachito». (Foto: Agencias)
- Advertisment -

Debes leer

Miguel Bosé y sus cuatro hijos en juicio por la custodia

Ojo culebrón: Miguel Bosé ya no quiere ser el padre de...

Así se lo ha declarado el cantante en el juicio que lleva desde el lunes de plena actualidad. Miguel Bosé y sus cuatro hijos están ahora en boca de todos. Su lucha por quedarse con todos los niños contra su ex pareja, Nacho Palau le la he llevado a hacer esta asombrosa declaración en el juicio. Pero ojo que tiene sentido: renunciando a su paternidad, consigue que no sean hermanos y así quedárselos a todos. Ahora te lo explicamos todo. El culebrón Bosé-Palau no acaba de empezar. Sigue leyendo que vas a alucinar