Inicio Actualidad Curiosidades Pregúntale algo a Harry Styles y te contestarán sus rodillas

Pregúntale algo a Harry Styles y te contestarán sus rodillas

-

Calma. No estamos diciendo que Harry Styles responda a patadas a todo lo que se le pregunta… estamos, solo hablando de sus peculiares rodillas.

Hace unos días pillamos a Harry Styles entrenando en Londres. Hasta aquí todo normal: medio mundo está obsesionado con hacer algo de deporte tras meses de confinamiento. Pero en Crush-News hemos sacado la lupa para mostraros un pequeño detalle: sus rodillas. ¿Qué tienen de peculiar? Que hablan. Como lo lees. Las rodillas de Harry Styles HABLAN SOLAS.

Harry Styles y sus rodillas entrenando en Londres.
La riñonera, para los eurillos (las librillas, en su caso) que saca aparcando coches. Foto: Agencias.

Todo comenzó con esta humilde redactora analizando las fotos del cantante de One Direction. Mira, no tiene mal estilo al correr, lleva un chándal 50% hipster 50% gorrilla aparcacoches, y mientras por las calles afloran los señores barbudos que no se han afeitado durante el confinamiento, a Harry solo le han salido unos cuantos peletes. Hasta aquí todo bien. Pero según iba bajando, reparé en algo nunca visto por estos ojos: unas rodillas parlanchinas.

A ver, cómo explicarlo de manera fácil: ¿os han dicho alguna vez que habláis por los codos? Pues no es la única articulación capaz de comunicarse. Ojo al detalle de las rodillas de Harry Styles:

Las rodillas de Harry Styles.
¿Sí o no, Harry? Foto: Agencias.

¡Saben decir sí y no! ¡Y en dos idiomas! Este tipo es todo un pionero. No os riáis de las dimensiones de sus tatuajes, que puede que sean pequeños, pero son capaces de muchas cosas. ¿Vuestras mangas japonesas hablan? ¿Vuestros torsos llenos de tinta, a lo Machine Gun Kelly, os han sacado de algún aprieto? No, ¿verdad? Pues no reírse de Harry Styles, que ha demostrado ser un tío resolutivo cuando, hace un mes se hizo estos dibujinchis.

Sus rodillas son muy útiles, por ejemplo, cuando en una cafetería parisina te ofrecen un croissant junto a tu café au lait. ¿Lo quieres? Asomas la rodilla derecha. ¿No tienes hambre? Enseñas la izquierda. Y en España lo mismo, si te ofrecen tapa gratis con tu cerveza. Ahí siempre, siempre, enseñas la derecha.

El único inconveniente que le vemos a los tatus parlanchines del cantante es que, haga la temperatura que haga, para poder comunicarse, está condenado al short de por vida.

- Advertisment -

Debes leer