Home Actualidad ¡Eso tiene que doler! Amador Mohedano recibe el alta y nos enseña...

¡Eso tiene que doler! Amador Mohedano recibe el alta y nos enseña los hematomas que le han causado en las pruebas [VÍDEO]

- Publicidad -

Amador ha querido compartir con nosotros en la misma puerta del hospital, los hematomas que tiene en ambos brazos debido a las pruebas que le han realizado. Ouch… eso tiene que doler


En medio de una gran expectación mediática ha abandonado Amador Mohedano el hospital de Jerez de la Frontera tras permanecer ingresado tres días en él por una complicación en la úlcera de estómago que padece. El hermano de Rocío Jurado ha salido por su propio pie del centro, acompañado de su inseparable amiga Jacqueline, quien ha optado por mantenerse en un segundo plano en esta ocasión.

Amador ha querido dirigirse a la prensa, a pesar de que la voz no lo acompañaba todo lo que quisiera. “Estoy bien un poco ronco”, ha comenzado su comparecencia. Sobre la afección que ha sufrido, el representante ha explicado que los nervios a veces influyen más de lo que pensamos, “muchas veces te alteran los nervios. Si hay un problema de estómago se meten los nervios ahí”, aunque en su caso la llegada de la emisión del documental ‘En el nombre de Rocío”, no tiene nada que ver. “Por lo de Rocío Carrasco no tengo ningún miedo”, sostiene.

Amador hasta nos ha enseñado los hematomas

Con buen ánimo y la voz algo quebrada, Amador ha explicado que los médicos “me han hecho pruebas de todo” mientras mostraba sus brazos marcados las señales de los pinchazos que le han practicado. Además le han mandado un régimen y un tratamiento que piensa cumplir al pie de la letra: “comeré unas comiditas más de dieta y pasearé con los perros”.

Durante este fin de semana, Amador ha estado acompañado por su amiga Jacqueline, quien ha permanecido incondicionalmente a su lado, así como por sus cuatro hijos, que no dudaron en desplazarse hasta la localidad gaditana para estar junto a su padre. Algo que el hermano de Rocío Jurado agradece: “Para mí es muy importante que mis hijos estén conmigo y dejen su trabajo, me da mucha alegría”. Su cuñado, Ortega Cano, también ha estado pendiente de su evolución, concretamente la mujer de este, quien se ha puesto en contacto con Amador tal y como él confirma “He hablado con Ana María Aldón”.

Un bache de salud que, afortunadamente, Amador ha superado y “Gracias a Dios ha tardado menos de lo que esperaba” en pasar este susto y salir del hospital.

Salir de la versión móvil