Inicio Amigos de Crush Modelos con Ciática: quien entienda a C. Tangana que lo compre

Modelos con Ciática: quien entienda a C. Tangana que lo compre

-

Hoy nuestra colaboradora Modelos con Ciática nos va a hablar sobre el salseo del momento: C. Tangana y su falta de amor propio

Hola, me llamo Yoli y tengo un problema:
Cuanto más pienso en el tema de hoy, más creo que me va a explotar la cabeza.
¿Alguna vez has tenido esa sensación en la que tus pensamientos van tan rápido que no los puedes controlar porque quieres contar todo lo que pasa por tu mente a la velocidad de la luz y no puedes? Pues eso mismo me pasa a mí.

C. Tangana a escena

Hoy hablamos de “El Madrileño”, de Crema, de Puchito, de Antón y de C. Tangana. Créeme, mezclar toda esta personalidad múltiple es más difícil que combinar un pantalón marrón con una blazer roja.

Otto Vans calificó a Tangana como ‘Hetero, pero mucho’
El Heterazo, el megahetero, el superhetero, el macho muy macho… El superhéroe millennial que no tiene nada ni de súper ni de héroe.
Es una pobre alma que escribe canciones en su forma cruel de ver y vivir el amor.
Se enamoró de Rosalía al escucharla cantar en un Primavera Sound, tiró de labia y la convenció para hacer un proyecto musical juntos que acabó en relación. No eran de los que promulgaban lo suyo a los cuatro vientos, en cambio, sí que tiraron de ironía de manual para lanzarse los trastos a la cabeza a través de las redes sociales cuando todo acabó.
A ella le dio para su trabajo más personal, El Mal Querer y a él, para un puñado de canciones cargadas de mensaje, ironía, sexualidad y mucho dinero. O eso dice él.

Porque la ‘música’ de C. Tangana expone esa riqueza que tú, teóricamente, anhelas. Él, de cara a la galería, es un conquistador nato, rico y tremendamente sobrexpuesto. Pero también intenta venderte esa contradicción de que, en el fondo, es pequeño, un fracasado en el amor y quizás, algo pobre en intimidad.

Esa dualidad me vuelve loca y no hablo de locura en forma de ‘me encanta’. Hablo de la locura de la no comprensión y buscar constantemente la respuesta que no llega.
Porque lo escuchamos hablar de arte en torno a sus producciones, a su música y a su forma de comportarse. Se declara artista y producto y mi mente, que no para, me martillea como en un susurro de tortura asiática: artista, arte, música, tirando billetes de cien en un culo que no sé de quién, música, artista, arte, mala mujer, mala mujer, me han dejado cicatrices por todo mi cuerpo tus uñas de gel, música, artista, arte y mi completo y absoluto desconocimiento.

Pero, ¿sabes lo peor? Que todxs vemos su relación con Rosalía como la de Blair y Chuck en Gossip Girl.

Que al principio nos caían regulinchi pero al final estábamos deseando verlos juntos para siempre.
Y quiero desde aquí pedir disculpas, porque, aunque yo su género no lo consuma ni entienda esta forma de arte, sí que soy una romántica empedernida que al final, como el propio Antón, lo único que quiere ver es que triunfe el amor.

Como el que nos tenemos tú y yo.

Siempre, Yoli

- Advertisment -

Debes leer

Rose McGowan en bikini

Rose McGowan en bikini y tú pasando frío en tu casa

La actriz de 'Embrujadas' disfruta de unos días en las playas de México junto a su novio y su perrita.