Inicio Actualidad Comerte entera: el significado del nuevo clip de C Tangana

Comerte entera: el significado del nuevo clip de C Tangana

-

Esta madrugada hemos podido ver Comerte entera y de nuevo caemos rendidas ante el talentazo de este músico que desde hace ya un tiempo quiere, por cierto, que lo vayamos conociendo por El Madrileño. Su nueva producción está plagada de referencias ocultas, así que os traemos el significado del nuevo clip de C Tangana. ¡Atentos!

El contraste en el vídeo es continuo: día y noche, blanco y negro, la elegancia de Bárbara frente al chandalismo de C Tangana… (Foto: Vevo)

Envuelto como siempre en un marketing bestial llega Comerte entera. Y sí, hay referencias a Rosalía. Pero es mucho más. Este chico está llamado a ser uno de los grandes y, al igual que su ex, a explorar terrenos musicales casi inéditos, donde sabe no solo innovar, sino también tirar de clásicos. ¿Cuál es el significado del nuevo clip de C Tangana? Atiende, que hay muchísimo que contar.

C Tangana avisa: su vocación es la mezcla y los contrastes

Su canción, pero también las imágenes y hasta la producción musical, mezclan lo más vanguardista con lo más clásico. El glamur con lo cañí. Lo carísimo con lo humilde. Se ve, pero también se escucha. Mientras comienza a sonar su voz distorsionada por el autotune (típico de ritmos como el trap o el reguetón), enseguida se le acopla una base guitarrera de bossa nova. Lo nuevo y lo clásico, juntos. Pero ojo, que no es cualquier guitarra. Es nada menos que la de Toquinho, un músico brasileño que es un icono dentro y fuera de su país y que también se suma a los coros. Primer bombazo. C Tangana 1-0 inmovilistas de la música.

Fotograma del clip de C Tangana
Una Bárbara Lennie del pasado baila en kimono con un cigarrito de la risa en la mano… (Foto: Vevo)

Mientras, las imágenes también nos dejan recadito para Rosalía: en una cocina llena de vegetales y de cuchillos desparramados, C Tangana escoge una vieja cuchilla de afeitar para cortar un cubito de hielo en láminas. La forma no parece casual:

  Tenemos las fotos de Rosalía como nunca antes la habías visto
Fotograma del clip de c tangana
Esa forma de corazón que describe la cuchilla (¿es hielo, es ajo?) tiene una simbología bestial: un corazón cortado con precisión, con mala idea. (Foto: Vevo)

Monjas en segway

No podemos separar la música de las imágenes, porque lo que hace este chico es un todo. Así que nos centramos ahora en los referentes que ha buscado para la parte visual. Ya hemos salido de la cocina del músico y estamos en la plaza de Oriente, que es uno de los lugares icónicos de Madrid (lo que remite directamente al nuevo nombre artístico de C Tangana, El Madrileño). En un entorno clásico aparecen dos monjas… ¡en segway! Una vez más, lo clásico y lo moderno se funden.

  Todos los secretos del vídeo de Rosalía y Bad Bunny
En el significado del clip de C Tangana las monjas en segway nos remiten a Almodóvar
Las monjas en sus segways giran la cabeza porque aparece ELLA. (Foto: Vevo).

La cámara se da la vuelta 180º, como si fuera una cabeza, porque aparece ELLA. Que es nada menos que Bárbara Lennie (segundo golazo para El Madrileño) pero también podría ser, cómo no, Rosalía. Esa melena de aspecto mojado y peinada hacia atrás se la hemos visto a la catalana infinidad de veces.

Bárbara Lennie, de espaldas
Decidme si esa silueta de espaldas no podría ser (ejem ejem) la de Rosalía. (Foto: Vevo)

¿Te quedan dudas sobre las menciones a Rosalía?

Por si alguien duda de que el significado del nuevo clip de C Tangana alude a Rosalía, nos detenemos en la letras: «No puedo más que pensar en tu culo al pasar rebotando, y en tu forma de atarte el pelo con una cola para atrás». En una reciente entrevista, decía: «Citar a Rosalía como referencia es aburridísimo. Es como decir que te gusta la Coca-Cola». Que sí, cari, pero es que da la casualidad de que esta canción la escribiste hace dos años, como tú mismo dices, y tiene toda la pinta de que por ahí estabas en plena fase del desamor.

Fotograma del clip de C Tangana
La protagonista del corto es la típica mujer fatal (y, claro, no podemos evitar pensar en la ex del cantante). (Foto: Vevo)

En fin, no sabemos si es una manera de sacudirse el cliché de eterno novio despechado o un mensajito para su ex. En fin, hemos dejado a Bárbara/Rosalía caminando muy decidida sobre sus zapatos Louboutin entrando en un restaurante de esos que (de nuevo) mezclan elegancia y rollo cañí. El restaurante en cuestión es Lhardy, uno de esos sitios míticos de Madrid cuya especialidad es el cocido. Así que ya sabemos qué va a comer nuestra femme fatale, a la que todos miran embobados.

  El caracolillo vuelve: Kim Kardashian se apunta al estilo 'babyhair'

El significado del nuevo clip de C Tangana tiene un toque muy cañí

Constantemente, C Tangana/El Madrileño busca ese contraste. Nuestra protagonista entra en Lhardy, un restaurante carísimo, con casi dos siglos de antigüedad, pero opuesto a esa nueva cocina que reivindica gente como Dabiz Muñoz, por ejemplo. Y, en un restaurante de alta cocina, Bárbara Lennie, vestida de Gucci, come chorizo con las manos:

  Las señales que demuestran que C.Tangana todavía no ha superado lo de Rosalía. Supéralo chico.
Fotograma del clip de C Tangana
La prota está en un restaurante lujosísimo… y coge un trozo de chorizo con las manos. (Foto: Vevo)

Y planta los pies sobre la mesa mientras le sirven brandy:

Fotograma del vídeo Comerte entera
En Lhardy, un icono de la restauración madrileña, vemos a la prota cruzarse de piernas después de haberse apretado un cocido. (Foto: Vevo)

La sensualidad, presente a lo largo de todo el clip

No solo la letra («quiero agarrarte, no aguanto más sin comerte entera»/«No puedo más que pensar si él te sabe tocar como yo, susurrando»), sino también la cálida música brasileña nos traen al C Tangana más sensual de los últimos tiempos.

De fondo, como una frase machacona, «essa mina é um perigo», una frase en brasileiro, por supuesto, que significa «esa tía es un peligro» (holi de nuevo, Rosalía), y que de alguna manera condena al protagonista a un amor doloroso:

C Tangana
Jersey formalito y mocasines vs pantalón de chándal: la estética de lo chocante aporta mucho al significado del nuevo clip de C Tangana. (Foto: Vevo)

En esa casa enorme y lujosa pero vacía (es la mítica Casa Carvajal, construida en los 60) vemos a C Tangana y Bárbara abrazados en el jardín, de noche. De día, como volviendo al presente, la casa amanece abandonada, con las hojas del otoño cayendo por todas partes, como una metáfora del desamor.

La casa vacía es un símbolo muy potente en el significado del nuevo clip de C Tangana
La casa de día se ve deshabitada… ¡y nos recuerda un montón a la estética de la casa de Parásitos! (Foto: Vevo)

Referencias al cine

Otra cosa que nos ha flipado es cómo la producción de esta obra de arte, a cargo de Little Spain, muestra referencias al cine de Almodóvar (el propio Madrid como escenario, esas monjas modernas), a Bigas Luna (la sensualidad y lo cañí de Bárbara Lennie comiendo chorizo con las manos nos recuerdan a Penélope Cruz en Jamón, jamón) e incluso a Parásitos (la estética de la vivienda y hasta la luz del interior son muy parecidas).

  Desver: las botas de Rosalía, ¿por qué existen?

¿Está en el clip la portada de su nuevo disco?

En ese contraste continuo entre el presente (la casa deshabitada, en medio de una mudanza) y el pasado (la casa con la chica dentro, en kimono, bailando) vemos a un operario llevarse un retrato del cantante que tiene toda la pinta de ser la portada de su nuevo disco. Si es lo que parece, ¡menudo portadón les espera a sus fans!

  Desver: las botas de Rosalía, ¿por qué existen?
Fotograma del clip de C Tangana
La forma del cuadro en el que vemos al cantante sobre fondo rojo nos hace pensar que podríamos estar ante la portada de su próximo álbum. ¡Veremos! (Foto: Vevo)

Contenido patrocinado

- Advertisment -

Debes leer

Uno de los protagonistas Bridgerton se va

Mazazo en los Bridgerton: uno de sus protagonistas no estará en...

Uno de los protagonistas Bridgerton se va y vas a alucinar cuando sepas quien es. Se nos rompe el corazón.