Inicio Actualidad La española que ha conquistado a Can Yaman

La española que ha conquistado a Can Yaman

-

El actor tiene el corazón dividido entre Diletta Leotta y una valenciana muy conocida. Te vamos a contar quién es y qué es lo que más la gusta de ella.

Os vamos a desvelar el secreto español de Can Yaman que había permanecido oculto… ¡hasta ahora! Sabemos quién es la nueva novia del actor, cuáles son sus deportes favoritos, sus aficiones, que le encanta Italia… ¡TODO! Pero hay algo que seguro que no teníais ni idea de esto que os vamos a contar y que va a hacer que le idolatres aún más, porque tiene que ver mucho con nuestro país.

El secreto español de Can Yaman
Cuanto más sabemos de de él… más nos gusta. Foto: Agencias.

El secreto español de Can Yaman tiene nombre de mujer y lo hemos descubierto gracias a un stories de su Instagram (sentimos deciros que los comentarios siguen bloqueados). Pues bien, el actor colgó un vídeo de un sitio en penumbra con una vela encendida en un portavelas con forma de mujer… Todo muy romántico.

¿Y qué canción creéis que eligió de fondo? Pues uno de los grandes éxitos de Bebe, sí, amigas, de nuestra querida Bebe. Se trata del tema Siempre quedará de su primer disco, Pa fuera telarañas, que salió a la venta en 2004.

Yaman no habla castellano, que sepamos, pero ha caído rendido a la sensual voz de la valenciana.

En ese stories se escucha los siguientes versos de la canción: “Siempre me quedará la voz suave del mar, volver a respirar, la lluvia que caerá sobre este cuerpo y mojará…” Un tema de amor que quizá le estuviera dedicando a su chica, la periodista italiana Diletta Leotta.

  Así huele Sandokan: te presentamos el nuevo perfume de Can Yaman

Contenido patrocinado

- Publicidad -

Debes leer

Portada de Juegos Olímpicrush 4

Juegos Olímpicrush 4: la gestión de la presión de Djokovic sale...

¡Menudo resumen del finde olímpico te traemos en Juegos Olímpicrush 4! Nuestro medallero ha engordado bastante y, sobre todo, Novan Djokovic se ha dado un autozasca que se ha escuchado en el mundo entero. Pero hay mucho mucho mucho más.