- publicidad -
Home Actualidad Te lo contamos todo sobre la adicción de Adara

Te lo contamos todo sobre la adicción de Adara

La exconcursante de ‘GH Vip’ nos tiene un poco preocupadillos. Parece que hay algo que empieza a írsele de las manos… ¿Por qué, Adari, por qué?

Lo ha vuelto a hacer… El último retoque estético de Adara nos hace pensar que esta chica se pasa el día en clínicas y centros de belleza, por una razón u otra. Y eso que es guapísima: tiene una cara perfecta y un tipazo de infarto, así que no vemos mucho la necesidad de intentar estar aún más pibón. ¡Acaparadora! (Lo decimos con cierta envidia, para qué vamos a negarlo, crushers. Porque encima de tener todo a su alcance para embellecerse, seguro que muchos tratamientos van con descuento o gratis).

Esto empieza a parecer un adicción, mi niña… El último retoque estético de Adara tiene que ver son su boca. Ella siempre ha defendido que esos labios tan carnosos son naturales, pero… no tanto. Hace unos días se sometió a un peeling para quitar las pieles muertas y lograr algo más de volumen, sin recurrir a los deseados pinchazos de ácido hialurónico. Los morretes de la madrileña con su mejor baza, aunque tenemos serias dudas de que no se los haya rellenado y marcado un poco. ¡Confiesa!

Pero lo mejor de todo es que se fue al centro de belleza en plena recuperación de su reciente operación de pecho. Como recordareis, la ex de Gianmarco Onestini pasó hace unas semanas por quirófano para retocarse sus adaras y quitarse unos gramos de silicona. “Están perfectas y muy naturales”, dijo encantada al comprobar el resultado. Su novio, Rodri, estuvo a su lado apoyándola en todo.

Rodri apoya en todo a Adara. ¡Está muy enamorado y esta imagen del pasado verano lo demuestra! Fotos: Agencias.

Ahí no acaba la cosa, porque Adara ya tiene pensando lo próximo que se va a hacer. Y lo sabemos porque lo cuenta ella misma… Quiere quitarse la marca de un piercing, imaginamos que en el ombligo, porque no hemos conseguido encontrar la supuesta cicatriz analizando sus fotos. ¡Pero si no se le nota nada! Además, con sus poses de morritos, ¿quién se va a fijar en un microagujerito?

La ‘morretespose’ de Adara es un clásico. Foto: IG @adara_molinero

El último retoque estético de Adara es sutil, pero claro, sumando unos y otros, nos encontramos con que la joven de Alcobendas padece cierta adicción a estar impecable. Acude con muchísima frecuencia a hacerse tratamientos de belleza: mascarillas antiacné, hidratación de la piel y de los labios, retoque de cejas… ¡Todo lo necesario para lucir radiante y ser una diosa en sus redes sociales!

Solo tiene 27 años, si a esta edad ya está como loca con los retoquitos… mucho nos tememos que va camino de convertirse en una Carmen Lomana del futuro, pero con menos armario de alta costura y algo menos de glamour. O una María Patiño de la vida, que se ha tocado tanto la cara que ya casi parece otra persona…

Salir de la versión móvil