Inicio Estilo de vida Televisión Doble expulsión de Masterchef, muchas lágrimas y un inesperado beso

Doble expulsión de Masterchef, muchas lágrimas y un inesperado beso

-

La expulsión de Masterchef de este martes fue por partida doble y tuvieron que dejar las cocinas Perico Delgado y Lucía Dominguín

Un martes más, dos concursantes de Masterchef Celebrity menos. Sí, dos. Porque esta vez los jueces decidieron que los concursantes eliminados fueran dos. Y le tocó a Lucía Bosé y Perico Delgado. Pero antes de llegar a la expulsión de Masterchef, os vamos a contar lo más importante del programa, que dio para mucho, empezando por los zuecos de nuestro Josie, un calzado del que renegaba, pero del que ahora no se va a separar, que dice que son buenos para la espalda. Creemos que en el próximo programa aparecerá directamente con un chándal. JOSALÍA. Tra, tra.

La primera prueba tuvo como invitado al Monaguillo. Estuvo muy bien porque nadie entendía su presencia: es muy gracioso, sí. Pero en la cocina, como que no tenía mucha idea. Y algunos no tuvieron problema en decirlo. A pesar del Monaguillo, Ainhoa Arteta y Gonzalo Miró fueron los que mejores platos prepararon. Claro que no era difícil teniendo en cuenta los platos del resto. Si os decimos que Florentino Fernández tuvo que cocinar insectos, ya os hacéis una idea.

Los dos ganadores tuvieron que volver a cocinar, esta vez para ganar el pin de la inmunidad. Peeeero, tuvieron sorpresa. Y es que también compitió con ellos Iván, finalista de la última edición de anónimos. Creía que iba a ganar porque tenía más experiencia cocinando que Ainhoa y Gonzalo, pero no. Y Josie lo resumió muy bien: “Por lo menos gana uno de los nuestros y no un intruso con pitillos“. Y es que los pantalones de Iván se convirtieron en los grandes protagonistas del programa. Hasta Celia Villalobos se fijó y le llamó “chuleta” por llevar esos pantalones tan ajustados.

  Un bíceps, Winona Ryder y la expulsión de Masterchef que nadie esperaba
La doble expulsión de Masterchef pilló a todos por sorpresa
Hombre, un poco apretaditos sí que estaban. Foto: TVE.

Llegó la prueba de exteriores y esta vez tocó en Tarifa, concretamente en el chiringuito Carbones 13, que es propiedad de Raquel Meroño y su ex, Santi Carbones. Y llegados a este punto la comida nos da igual, porque separados y todo protagonizaron una escena muy chula. Porque se saludaron con un beso en la boca cuando se encontraron, una como concursante y el otro como anfitrión, y con cada gesto dejaban claro que el amor se acaba, pero el cariño sigue y son, por encima de todo, una familia. Más parejas separadas así, por favor.

  Un beso inesperado, las lágrimas de Josie por la expulsión de Juanjo y una repesca en Masterchef Celebrity
Doble expulsión de Masterchef y beso de Santi Carbones y Raquel Meroño
Ojipláticos nos quedamos con esta imagen. Foto: TVE.

Y aquí un pequeño parón para ofrecer un pequeño homenaje a Josie. Porque hay que reconocerlo: si él, este Masterchef Celebrity no sería tan divertido. Nos gustan sus estilismos, nos gusta su actitud, nos gustan sus gritos agudos. Y nos gusta verlo limpiando pescado y despellejando conejos. Y encima comparte sus trucos para desestresarse con sus compañeros: “Estos gemiditos, pruébalos, Perico. Te juro que te relajan mogollón”.

La prueba de exteriores la ganó el equipo rojo. Así que se salvaron Juanjo Ballesta (bien), Gonzalo Miró, Nicolás Coronado (bieeeen), Flo, Celia Villalobos y Ainhoa Arteta. Así que sí, a eliminación nuestra Terre y Josie. Qué disgusto. Ay, que nos olvidamos de los demás. También estaban Perico Delgado, Laura Sánchez, Lucía Dominguín y Raquel Meroño. Todos ellos se jugaban la expulsión de Masterchef y lo hicieron con una prueba tan, tan chunga que Lucía se puso a llorar y Pedro a pedir el coche de producción para irse a casa. Qué tío más listo. El próximo número de la lotería se lo preguntamos a él.

  Samantha poseída, el marrón de Raquel Meroño y la eliminación de Masterchef Celebrity que no esperábamos

Nosotros estamos contentos porque nuestro top favorito de esta edición se salvó, pero los concursantes no pensaban lo mismo. Sobre todo cuando se dieron cuenta de que la expulsión era doble y no se iba solo uno, sino dos aspirantes a casa. Después de quedarse con cara de pasta de boniato, lloraron todos un montón, los que se quedaban y los que se iban. Pero esto es ley de vida. Bueno, tampoco nos vamos a poner tan dramáticos: es ley de la televisión y del programa. Y que se preparen, porque el martes que viene cae otro.

  4 razones para ver 'Alguien tiene que morir' (además de Ester Expósito)

Y como siempre, nos despedimos con un buen meme, en homenaje al último plato que terminó con la expulsión de Perico y Lucía.

https://twitter.com/Neri_Katharina/status/1318694328437510150

Contenido patrocinado

- Advertisment -

Debes leer

BTS y Mcdonalds

BTS y McDonalds ¿con Halsey? El combo que no sabíamos que...

Sí, sí como lo oyes, la cantante americana y el grupo surcoreano vuelven a estar en boca de todos, pero esta vez no es...