Inicio Pillados Fotos inéditas: el calentón de Can Yaman y Diletta Leotta en el...

Fotos inéditas: el calentón de Can Yaman y Diletta Leotta en el barco del amor vol. II

-

Hoy nos hemos levantado generosos. Y hemos decidido no guardarnos solo para nosotros las imágenes más hot de Can Yaman y Diletta, las del calentón marítimo que aún no habéis visto, las de sus besos más apasionados

Los besos de Can Yaman y Diletta en alta mar
– ¿Quién te quiere a ti, a ver? Fotos: Agencias.

Te acordarás (básicamente porque es complicado que las fotos se olviden) del reportaje que te trajimos hace muy poco de Can Yaman y su novia de vacaciones en Turquía. Un calentón marítimo en toda regla. Tanto que el actor turco no tuvo otra que tirarse al agua después a ver si se le bajaba un poco la temperatura. Pues bien, nos hemos dado cuenta de que hay muchas fotos de ese momento hot que no te hemos enseñado. Y eso no puede ser. Así que aquí las tienes, por el bien de la humanidad.

MÁS EN CRUSH
Gana el amor: M.A.S y Can Yaman tienen algo que decirte
MÁS EN CRUSH
Blanca Suárez y Can Yaman en Sandokan: la pista que nos dice que cada vez está más cerca

Diletta Leotta acecha. Ha visto a Can tan propio ahí tumbado que no tiene más remedio que ir a por él. Nos encantaría poder narrarte el momento como Félix Rodríguez de la fuente, pero no podemos.

– Cariño, no te muevas, que voy. Fotos: Agencias.

Queremos pensar que la posición es cómoda. La cara de Diletta no es de sufrimiento precisamente. Está bien, está a gusto.

– ¿Llevas un durum en el bolsillo o te alegras de verme? Foto: Agencias.

Y llega el primer beso sin que Can Yaman pueda remediarlo. No seremos nosotros los que digamos que está en posición estrella de mar y Diletta haciendo todo el trabajo. Pero sí: Can en está en posición estrella de mar y Diletta hace todo el trabajo.

Los besos de Can Yaman y Diletta en alta mar
– La botella de cerveza como metáfora del momento. Fotos: Agencias.

Esta foto nos encanta. Porque Diletta, con sus 50 kilos y dos cabezas menos que Can Yaman, lo tiene a su merced. Lo agarra de las muñecas para que no se mueva. Y no sé por qué, pero me da que él tampoco se movería mucho aunque no lo agarrara. Yo creo que esto se puede considerar una llave en artes marciales.

MÁS EN CRUSH
Blanca Suárez y Can Yaman en Sandokan: la pista que nos dice que cada vez está más cerca
– Te voy a obligar a que me mires a los ojos. Fotos: Agencias.

Un momento, que Can se zafa y también quiere agarrar él… aunque no de las muñecas, precisamente.

MÁS EN CRUSH
La portada de Can Yaman que no vas a olvidar (y que internet va a querer censurar)
Las manos van al pan. Panetone. Fotos: Agencias.

Pero un momento, que Can consigue ganar posición, y ahora se coloca al lado de su chica. Pero él es más comedido. Ha decidido que ha llegado el momento de acabar con la tensión sexual. ¿Somos nosotros o está ligeramente quemado por el sol en la zona de los hombros?

El barco del amor. Fotos: Agencias.

Daríamos lo que fuera por saber qué le está diciendo al oído. Algo muy guay, como que ha bajado el recibo de la luz. Porque la cara de Diletta es de mucho gustirrinín. Y pocas cosas hay ahora mismo que den más placer que esa.

MÁS EN CRUSH
Can Yaman ya es Sandokan: así se prepara para su papel
Los besos de Can Yaman y Diletta más apasionados
– Si planchas de noche, ahorras 38 euros al año. Fotos: Agencias.

Se acabó. Can Yaman tiene pinta de mareadillo. Igual es que la sangre se le ha distribuido por otras partes del cuerpo y no le llega bien a la cabeza. Lo normal.

MÁS EN CRUSH
Can Yaman está nominado a un premio por guapo (pero tiene mucha competencia)
– Noto una ligera presi´ón en mi pantalón. Fotos: Agencias.

¿Quieres más de Can Yaman?

MÁS EN CRUSH
O la odias o la amas: la portada de Can Yaman en una revista italiana que no te va a dejar indiferente
MÁS EN CRUSH
Gana el amor: M.A.S y Can Yaman tienen algo que decirte

Contenido patrocinado

- Publicidad -

Debes leer

Marina e Isaac llorando

Isaac y Marina entre lágrimas, se miran fijamente a los ojos...

En un momento de sinceridad, Marina e Isaac llorando se enfrentaron a su pasado y se dijeron unas cuantas verdades que llevaban tiempo guardándose Marina...