Inicio Amigos de Crush Entrevista a Rufino Mendizábal, tuneador de pelotas de golf: «Lo mío sí...

Entrevista a Rufino Mendizábal, tuneador de pelotas de golf: «Lo mío sí es arte, no lo de los toros»

-

Convierte pelotas de golf en verdaderas obras de arte (según él) o en engendros difíciles de mirar (según sus vecinos). Sus pelotas de golf son objeto de amor y de odio, aunque más de odio, para qué engañarnos. Pero hemos querido saber qué hay tras el artista. Bueno, y delante. En exclusiva para ti, Rufino Mendizábal, el emprendedor que ha creado la empresa Engolfarte.

Yoda, Trump y Piggie
«¿Que por qué un Yoda con perilla? ¿Y por qué no? ¡Le da un aire de villano, mire qué ojitos!». (Foto: Agencias)

Por fin, tras semanas de insistencia, hemos conseguido una entrevista con el artista más outsider del momento. Su nombre: Rufino. Y no, no te invita a comer langostinos, pero según él no tardará en hacerlo: se trata solo de que alguien muy famoso se fije en él y le compre su primera obra. «Convertir pelotas de golf en obras de arte: no me diga que no es una fantasía», me comenta el dueño de Engolfarte, S.L.

Así nació Engolfarte

—Permítame decirle que Engolfarte no es el mejor nombre comercial.

—¿Cómo que no? Lo tiene todo: mezcla «golf» y «arte», es fresco, es dinámico, pura vanguardia.

—Ese juego de palabras de «arte» con el final de un infinitivo en reflexivo está trilladísimo, caballero.

—Eso lo dirá usted.

—Bueno, da igual. Cuénteme, ¿cómo nació Engolfarte?

—Fue producto de mis dos pasiones: jugar al golf y…

—… pintar.

Tres de las creaciones con pelotas de golf
«Estos tres pajarillos son mi primera creación. Como no podía ser de otra manera, los llamo ‘Birdies’. Birdies, ¿lo pilla? ¡Ja, ja, ja!» (Foto: Agencias)

—No, ¡qué va! Jugar al golf y estropearles las manualidades a mis nietos. Es mi pasión, oiga. Ellos están ahí, terminando su trabajo para la seño de 3º de Primaria y, como para hacerlo me han robado sesenta rollos de papel higiénico, pues me vengo de ellos. Le pintaba un bigote a una paloma, piernas a las sirenas, alas a un gusano… Total, que me engolfé y de ahí nació mi pasión. Me engolfé, ¿ve? Si es que el nombre de Engolfarte es apropiadísimo.

  Conocemos al primer pez del programa de citas Fish Dates
  Tweetend 14: vacunas, reencuentros y defensas rarunas

«Sueño con que Sotheby’s subaste toda mi producción»

—¿Me enseña su obra?

—Le enseño parte. Toda es imposible. ¡No puedo parar de crear! Pelota que veo, pelota que pinto. Es ver una bola de estas con hoyos y me viene toda la inspiración a la cabeza. Mire, mire cómo le doy los últimos toques a Donald Trump. ¡Qué pelazo tiene el rufián, quién lo pillara!

Pintando una de sus obras
«El pelazo de Trump debería ser patrimonio nacional, eso es así», nos confiesa este admirador del expresidente. (Foto: Agencias)

—¿Qué le está pintando, si se puede saber?

Una lagrimita, por lo de las elecciones. Él tuvo el sueño de ser presidente y lo logró: el mío es que Sotheby’s se fije en mí y subaste toda mi producción.

Animales y luchadores de sumo, sus especialidades

—¿En qué se ha… ejem, especializado?

—En gordos. A ver, mi base es una pelota. Esfera. ¿Qué le inspira a usted una esfera? Pues un señor fuertote. Como yo, vamos. Así que, como puede observar, tengo un ejército de luchadores de sumo. ¡Si solo les falta hablar!

El artista con todas sus obras
Atención a la jirafa hecha con pelotas de golf. No tengo palabras. (Foto: Agencias)

—También veo muchas cabezas.

—Así es. Bueno, y animalitos. ¿Ha visto usted qué hermosura de perro salchicha? ¡Si es que da gloria verlo! Esto es arte, de verdad, y no la tontería esa de los toros que tanto venden ahora.

Perro salchicha y bebé
«¿Pero quién puede ser tan ingenioso como para hacer un perrete salchicha con tres bolas? ¡Y un bebé con dos!». (Foto: Agencias)

«A veces juego con ellas… al golf»

—¿Cuántas piezas calcula que ha podido pintar en todo este tiempo?

—¡Buuuuuf! Cientos. Engolfarte lleva pocos meses, pero pintando bolas puedo llevar más de 20 años. Ni sé las que tengo. Y eso que muchas de ellas acaban en un lago. Como le dije, mi otra pasión es el golf, así que como me vuelvo loquísimo customizando pelotillas llega un momento en el que quiero hacer un par de hoyos y no me quedan, así que juego con las que ya están tuneadas.

  Esperanza Aguirre, última máscara de Mask Singer… y carne de memes
Con un Superman hecho con pelotas de golf
«Superman me ha quedado un poco pechopalomo, pero le pones las gafas y no hay quien lo reconozca». (Foto: Agencias)

Me despido de Rufino Mendizábal, creador de Engolfarte, que me confiesa: «Quiero ser el Amancio Ortega de las pelotas de golf convertidas en personajes. Yo lo veo». Le deseo toda la suerte del mundo. Al salir, veo a sus vecinos observándome tras los visillos. Uno de ellos sale a despedirme y me dice, con lágrimas en los ojos: «¿Viene usted a comprarle las bolitas de las narices? Mi mediano sueña con ellas y se despierta sudando en mitad de la noche. No podemos más».

  Tweetend 15: lo mejor del finde (más allá de Eurovisión)

Contenido patrocinado

- Advertisment -

Debes leer

Georgina Amorós y Pol Granch nos hablan sobre la cuarta temporada...

Mira esta entrevista Élite a Georgina Amorós y Pol Granch sobre la vuelta de la cuarta temporada de Élite. Las puertas del prestigioso liceo de...