Inicio Estilo de vida Televisión La bronca por la que MAS casi abandona el rodaje de 30...

La bronca por la que MAS casi abandona el rodaje de 30 monedas (y otros 8 secretos de la serie)

-

Los fans de Álex de la Iglesia, del terror, de las seriazas y de Miguel Ángel Silvestre están de enhorabuena: 30 monedas se emite ya en HBO. Pero ¿sabías que MAS casi abandona el rodaje de 30 monedas por una bronca? Te contamos los 9 secretos mejor guardados de la serie española más currada de todos los tiempos.

Madre mía, ¡había ganazas de 30 monedas! Desde que te mostramos en exclusiva, hace casi dos meses, imágenes del rodaje, estábamos deseando que se estrenara, y ya es una realidad. El primer capítulo de la serie de Álex de la Iglesia ya está disponible en HBO. Y nos parece un milagro, la verdad. No milagro-milagro a lo Jesucristo (mira qué bien traído), sino que han pasado tantísimas cosas que es alucinante que haya concluido. Por ejemplo, la bronca por la que MAS casi abandona el rodaje. Pero esto es solo un aperitivo: aquí tienes 9 secretos alucinantes del rodaje de 30 monedas.

Un proyecto que llevaba un montón de años en un cajón

Parece mentira que un serión como 30 monedas llevara tanto tiempo en dique seco, pero hay un porqué. Jorge Guerricaechevarría, el eterno coguionista de De la Iglesia, lo contó recientemente. Al parecer, esta historia estaba escrita hace un montón de tiempo, pero había distintos problemas que la hacían inviable. Uno de ellos, la falta de plataformas en las que poder hacer un proyecto tan sensible (es una historia de terror alrededor de la figura de Jesús). Guerricaechevarría contó en un encuentro con guionistas que estuvo a punto de hacerse en una televisión en abierto, pero que las concesiones que habrían tenido que hacer lo fueron relegando hasta abandonarlo. Por fin, una plataforma valiente como HBO lo ha echado a andar.

Seis meses de rodaje… contra el reloj

El rodaje se extendió durante algo más de seis meses. Puede parecer muchísimo tiempo, pero no lo es tanto si consideramos que es una serie con un nivel de detalle y de producción fuera de lo común. Por una parte, en septiembre llegaban las fiestas de Pedraza, el pueblo en el que se rodó la mayor parte de la trama, y había que abandonar el pueblo; por otra, alargar los rodajes supone que los costes crecen, así que había que correr.

Pepón Nieto, Eduard Fernández y MAS, en el rodaje de 30 monedas
La mayor parte del rodaje tuvo lugar en Pedraza, y había que ir contra el reloj porque llegaban las fiestas. (Foto: Agencias)

Tal como revela Eduard Fernández, el rodaje iba contra el reloj, y Álex, que es tremendamente exigente, como vas a ir leyendo aquí, les decía que había que ir a una toma; es decir, que solo había una oportunidad para que saliera perfecto. ¡Menudo estrés!

La obsesión por la religión de De la Iglesia vuelve a plasmarse en la pantalla

No es la primera vez que Álex de la Iglesia refleja en la ficción su obsesión por las tramas religiosas; de hecho, ya sucedió en El día de la bestia. Pero claro, de entonces a ahora han pasado 25 años y la tecnología ha avanzado muchísimo, por lo que los efectos especiales aquí son de una factura impecable, ¡no te vas a creer lo que ves! Álex proviene de una familia muy católica; él mismo iba para teólogo. Todo aquel conocimiento de la cultura religiosa, unido a su genio único para hacer ficción, han dado como resultado 30 monedas.

Álex de la Iglesia
Perfeccionista, sabio, genio: así definen sus actores a Álex de la Iglesia. ¿Sabías que quiso ser seminarista? (Foto: Agencias)

Eduard Fernández, aislado y cachas

En el plano interpretativo, quizá el papel más exigente ha sido el de Eduard Fernández, es decir, el padre Vergara. Este cura que parece diabólico, que ha sido medio desterrado por el Vaticano debido a un misterio terrorífico que conoce (y que no te vamos a desvelar), tiene detrás horas y horas de trabajo. Para que te hagas una idea, Eduard se levantaba tempranísimo cada mañana, se sometía a dos horas y media de maquillaje (su barbota es postiza, además de las cicatries que le cruzan la cara), rodaba durante unas diez horas y, después, se iba a entrenar otras dos, ¡vas a ver los pedazo de brazos que exhibe, está supercachas! Y además, estaba a dieta de pollo y arroz, así que entre la cantidad de horas de preparación y que tenía que cuidarse, tuvo que aislarse cuando no rodaba.

Eduard Fernández y Álex de la Iglesia
A Eduard le esperaba la peor parte en lo que a exigencia se refiere: dieta, entrenamiento diario y sesiones de maquillaje interminables. (Foto: Agencias)

Megan Montaner y su afonía

Como la serie es de terror, los personajes tienen montones de escenas en las que se aterrorizan. Y en el caso de Megan Montaner, que da vida a Elena (y que, como puedes comprobar en este teaser, termina siendo algo más que una compañera de aventuras de MAS) hay una escena del primer capítulo en la que tuvo que gritar de tal manera que se quedó prácticamente afónica. Pero ni siquiera fue su peor contratiempo: ella misma cuenta que flipó con el nivel de exigencia interpretativa de Álex, que mete muchísima caña a sus actores. Un día, tras el rodaje, le dijo algo así como «hoy, un cinco raspado, ¿eh?». Y aquello la dejó muy tocada. Pero ella no es la única, qué va…

Megan Montaner
El personaje de Megan en la serie «cae mal a casi todo el mundo», como ella misma confiesa. Puede que al personaje de MAS no tanto, ¿eh? Ahí lo dejamos… (Foto: Agencias)

MAS casi abandona el rodaje por una bronca

Todos los actores que han pasado por las manos de Álex de la Iglesia dicen lo mismo de él: busca la perfección y, para ello, exige muchísimo a los actores. Miguel Ángel Silvestre, que da vida a Paco, el alcalde del pueblo, le comentó al director que quería darle un determinado toque a su personaje, pero a De la Iglesia no le hizo mucha gracia. Aun así, decidió jugársela y lo puso en práctica. La reacción del director fue furibunda, y en la tercera semana de rodaje le llegó a decir al actor que estaba arruinando la serie. «Me habría ido si hubiera podido. Tenía un contrato firmado, pero los primeros días me habría marchado. El nivel de voltaje que maneja Álex de la Iglesia es muy alto», confiesa.

MAS casi abandona el rodaje de la serie: aquí podemos verlo en un descanso de la misma, con el torso desnudo
En plena promoción de 30 monedas nos hemos enterado de que MAS casi abandona el rodaje de la serie. Esta foto, tomada ya al final del mismo, nos muestra a un Miguel Ángel con una camisa ensangrentada… en la que seguramente ni te habías fijado, ¡páááájara! (Foto: Agencias)

Sin embargo, al final, a De la Iglesia le convenció finalmente aquel detalle y todo volvió a la normalidad, pero hubo días muy tensos. Una vez superado ese choque con él, reconoce que ha sido el rodaje más divertido de su vida. «Volvería a rodar mil veces con Álex». No hay más que ver el buen rollo que se respira entre ellos ahora, como hemos comprobado en el Insta del director.

La BSO, una genialidad

Todo el mundo coincide en que la música original dota de una atmósfera alucinante a la serie. No es para menos: Roque Baños, el compositor, no es uno que pasaba por ahí: no solo es uno de los músicos de referencia del cine de De la Iglesia, sino que además ha estado nominado hasta diez veces a los Goya, y ha obtenido tres premios; uno de ellos, por Los crímenes de Oxford, del mismo director.

Habrá segunda temporada… y tercera

Ya podemos confirmarlo: Álex de la Iglesia y Jorge Guerricaechevarría trabajan en una segunda temporada de la serie, así que tendremos terror del bueno para rato. No sabemos cuándo se estrenaría, claro, pero teniendo en cuenta que seis meses de rodaje no se los quita nadie y que hay un trabajo bestial de posproducción, como poco estaría lista para finales de 2021. Se sabe que la serie, salvo sorpresas, contará con un total de tres temporadas: ni una más, ni una menos. ¡Esperamos que no tengamos que volver a oír que MAS casi abandona el rodaje de la serie por otra bronca!

cartel promocional de la serie
La serie, cuyos efectos especiales han sido alabadísimos por inusuales en una ficción española, tendrá dos temporadas más. ¡Bieeeen! (Foto: HBO)

Mucho trabajo de posproducción que dificulta la interpretación

Como siempre ocurre cuando hay que meter montones de efectos especiales en posproducción, ocurre que a menudo los actores tienen que enfrentarse a un monstruo que no está en el plató o asustarse por algo que no están viendo. La interpretación es doblemente complicada, porque hay que imaginarse al enemigo. Por si eso fuera poco, Manolo Solo, que interpreta a un cardenal italiano que vive en el Vaticano, tiene escenas en las que su rostro fue retocado digitalmente porque eran flashbacks a 30 años atrás. Pero, claro, no solo vale con actuar normal: hay que moverse con la energía de una persona mucho más joven.

A cambio, y todos coinciden en señalar lo mismo, tenemos la serie española más alucinante en lo que a efectos especiales se refiere. ¿Has visto ya el primer capítulo?

- Advertisment -

Debes leer

La guerra de Isabel Gemio y María TEresa Campos en las portadas.

El kiosko: La guerra Gemio-Campos trae cola

Las portadas de las revistas del corazón esta semana se centran en el enfrentamiento de las dos grandes de la comunicación. Sin olvidar a...
Can Yaman cierra su twitter.

Ea, ea, ea, Can Yaman se cabrea