Inicio Estilo de vida Televisión La final de las Yolicia: Yola y Leticia ganan 'La casa fuerte'

La final de las Yolicia: Yola y Leticia ganan ‘La casa fuerte’

-

Yola Berrocal y Leticia Sabater se convirtieron en las ganadoras en la final de ‘La casa fuerte’

La gala se podía haber titulado «Yola Berrocal y Leticia Sabater o cómo dar una lección a los 50″. Gracias al cielo, hemos llegado al final de La casa fuerte. Bueno, gracias al cielo y a los malos resultados de audiencia, que han hecho que la cúpula de Telecinco decidiera terminar el programa antes de lo previsto. La verdad, no nos imaginábamos que los espectadores iban a dar la espalda a este reality, que ha reunido a tantos intelectuales por metro cuadrado. Modo ironía on. Y Jorge Javier estaba como nosotros, encantado de que se terminara el programa. Se notaba la emoción a kilómetros. A años luz incluso.

El programa quiso organizar una fiesta de despedida a los concursantes. Y todo muy bien, sí. Hubo besos en la boca. De todos. Restresgones. De todos. Ombligo con ombligo y pechito con pechito. En el caso de Yola Berrocal, pechote con pechote. Y con su conga y todo. Pero ninguna fiesta de La casa fuerte sin su trifulca. Y Fani y Christofer la liaron porque no querían estar con Ferre e Iván. Así que hubo una discusión muy fina y argumentada, con planteamientos como «friky» o «calzonazos». Suponemos que no hace falta explicar que eso último iba para Christofer. Es la fama que tiene el chaval.

La final de las Yolicia: Yola y Leticia ganan 'La casa fuerte'
Fani y Christofer presumieron de saber estar. El puercoespín al que gritan es Ferre. Foto: Telecinco.

Las conquistas de Yola

Otra relación que está rota es la de Cristian y Yola. Que nadie sabe muy bien lo que ha pasado entre ellos. Si hubo morreo, si solo un pico o si se revolcaron entre los matorrales. Pero sea lo que sea, se acabó, como diría María Jiménez. Fin. The end. Jopo. Chimpún. Lo que más, lo que más había molestado a Yolicia fue que las llamara «Gallinas viejas». Y se montó un pollo en directo que tela marinera. Y encima Maite Galdeano salió en defensa de su hijo (cosa rara, por cierto) y dijo que Yola le había tirado los tejos el primer día (a ella, no a su hijo). Las Yolicia diciendo que no, que era mentira. Y las dos llorando (o haciendo como que lloraban).

La final de las Yolicia: Yola y Leticia ganan 'La casa fuerte'
Tantos ataques les llegaban de Maite y Cristian que Leticia no sabía dónde mirar. Foto: Telecinco.

Pero ojo, OJO al chisme bueno. Que en el fragor de los comentarios dentro de la casa sobre el tonteo de Yola y Cristian, Leticia dijo en la casa que su compañera había estado con Feliciano. Feliciano López, sí. El tenista. No entendemos qué tiene en común Yola con Sandra Gago, Alba Carrillo o María José Suárez ni tampoco cómo no ha habido un programa especial sobre este bombazo.

Solo podía quedar uno (bueno, dos)

No dábamos a basto para tanto hit. Afortunadamente empezaron las eliminaciones. Primero se fueron Cristian y Maite, que perdieron en el asalto telefónico contra Yola y Leticia. Después, se fueron Christofer y Fani contra Iván y Oriana, por ser los que menos puntos consiguieron en la junta de residentes. Nos quedamos ojipláticos con lo bien que se fueron todos. Deseándose suerte, sin insultos. Lo nunca visto en el programa.

Contentos, contentos no estaban. Pero asumieron la derrota con elegancia y señorío. Foto: Telecinco.

Llegó la prueba de inmunidad, que se despidió a lo grande. Las parejas tenían que rescatar su caja fuerte del fondo de la piscina. Eso sí, quitando antes diez pedruscos del tamaño de un balón de balonmano. Más o menos. Para qué iban a ponerlo más fácil los señores de La casa fuerte. Los primeros fueron Ferre y Cristina. Que lo estaban haciendo muy bien, hasta que a él casi le da un chungo del esfuerzo y tuvieron que parar la prueba para llamar al médico. Que le tuvieron que poner oxígeno y todo.

Después, llegaron Leticia y Yola y metieron miedo al resto. Porque nadie daba un duro por ellas y completaron la prueba bastante bien. No nos vamos a olvidar de que las dos rondan los 50 años. Otros, con menos años, a la segunda zambullida hubiéramos vomitado del esfuerzo. Pero los que ganaron fueron Iván y Oriana, que consiguieron terminar la prueba en menos tiempo. Las otras dos parejas se batieron en duelo y ganaron Yola y Leticia, que ya se veían como ganadoras.

Ferre vivió una experiencia cercana a la muerte. Foto: Telecinco.

El robo en casa de Sofía Suescun

Uno de los momentos más esperados de la noche fue cuando llegaron a plató Maite y Cristian, porque Jorge tenía que darles la noticia sobre el robo que habían sufrido la semana anterior en su casa. La cara de la conductora de autobús era un poema. La pobre ya había llegado que parecía el Joker, con todo el pintalabios corrido. Y se la corrió aún más del susto. El disgusto fue muy grande. Tanto que Cristian no tuvo fuerzas para hablar del tema con Yola. Pero dijo que quería seguir con su novia. Los colaboradores de la gala se descojonaron. Pero bajito.

Maite no daba crédito a lo que les costaba Jorge Javier sobre el robo en su casa. Foto: Telecinco.

Llegó el momento de descubrir el ganador… y no hubo sorpresas, para qué nos vamos a engañar. Leticia y Yola se convirtieron en las ganadoras. Y deleitaron a los espectadores con el baile de la Salchipapa para celebrarlo. Saaaaaaaaaalchipapaaa! Tiqui tiqui tiqui, taca taca taca. Según Jorge Javier, «la audiencia había valorado la trayectoria profesional reconocida. Ha ganado la biografía». Y así nos despedimos de este reality, que ha marcado un antes y un después en nuestras vidas. En serio.

Leticia y Yola tuvieron una celebración muy discreta y comedida. Foto: Telecinco

Contenido patrocinado

- Advertisment -

Debes leer

Eugenia, alias Eugeniayogui, haciendo distintas posturas de yoga

Desver: Eugeniayogui, si necesitas ayuda, ¡silba!

Hoy necesito algo potente para desver. No sé, quizá esa lejía con la que el felizmente finiquitado presidente de los Estados Unidos pretendía curar a sus enfermos de covid. Un berbiquí, un sacacorchos. Grito «socorro» muy fuerte porque he visto a Eugenia Silva haciendo yoga y temo mucho por sus huesos. ¿O no tiene huesos? Porque esa podría ser otra explicación. Eugeniayogui, por favor, ¡si no puedes desenredarte, silba!