Inicio Actualidad La vida de rica de Adara

La vida de rica de Adara

-

Primero a República Dominicana, luego a Dubái, en exlusivos hoteles, cenando en restaurantes de lujo… ¡Ella y su novio viven como reyes! ¿Quieres saber cómo lo consigue?

Esto de ser influencer es un chollo, definitivamente. Estamos flipando con los viajes de lujo de Adara y Rodri, porque no paran de recorrer mundo y encima a todo trapo. Si la envidia fuera tiña… Hace unos días os mostrábamos imágenes de la exconcursante de ‘Gran Hermano’ en República Dominicana, en un pedazo de resort de a 500 euros la noche, haciendo mil y una actividades. Entre ellas, aprender a hacer sus pinitos sobre la tabla para convertirse en surfera dicharachera.

Los viajes de lujo de Adara
Adara aprovechó para aprender a hacer surf en su reciente viaje a República Dominicana. Fotos: Agencias.

Tras su regreso a España, no han durado mucho quietos. El siguiente de los viajes de lujo de Adara con su novio ha sido a Dubai, ni más ni menos. Y os vais a quedar de pasta de boniato: la parejita se ha alojado en el Fairmont The Palm, un resort de 5 estrellas con playa privada ubicado en la isla Palm Jumeirah. Y es una fantasía: tiene cuatro piscinas al aire libre, once restaurantes, gimnasio, spa… ¡Vamos, que no les ha faltado nada de nada!

Los viajes de lujo de Adara
La influencer se ha alojado en un pedazo de resort en Dubái a partir de 300 euros la noche. Foto: Instagram.

Allí, Molinero ha degustado platos típicos y escribe: “Probando comida tradicional de Dubái. Mi preferida ha sido el hummus y el falafel”. ¡A lo loco! Para tu información, Adari, estos platos forman parte de la gastronomía árabe y son tan conocidos, que nos extraña que no los hayas comido antes…

  Exclusiva: Adara, en bikini y con un nuevo reto

Y os preguntaréis, ¿de dónde saca la pasta Adara para estos viajes de lujo? Pues, por suerte para ella, intuimos que son pagados, por supuesto, intercambios publicitarios. La madrileña gestiona muy bien sus redes sociales y sabe sacarles rentabilidad. Y eso que su número de seguidores, 841.000, tampoco son una exageración. Es una cifra importante pero hay influencers de su estilo que le llevan bastante delantera. Melyssa Pinto, por ejemplo, tiene más de un millón…

  Blanca, Rosalía, Adara… ellas tienen los peinados ideales para Navidad

Sin embargo, no es tanto el número de followers, sino cómo gestiones la cuenta y en esto Adari es una maestra. Elige cuidadosamente las fotos y los looks que comparte y obtiene respuestas inesperadas como la de la firma Karl Lagerfeld, que en marzo le pidió subir una imagen con unos pantalones de su marca a su perfil… ¡GUAU!

Además, Molinero está triunfando con su línea de belleza Adara Cosmetics, que va teniendo bastante aceptación entre sus fans. Así que, entre las colaboraciones instagrameras y su faceta de empresaria, todo le va de cine. Y en lo personal, enamorada hasta la médula de Rodri… ¡Y en guerra con Ivana Icardi!

Por si no os habíais enterado, Adara se ha cogido un enfado monumental cuando la actual pareja de Hugo Sierra ha hablado en un directo de Instagram de su hijo, Martín, dando detalles de la custodia compartida.  “Nos da pena cuando el niño se va porque lo vemos una semana al mes, excepto los meses que los padres tienen el acuerdo firmado, que es en Navidad y las vacaciones de verano”, decía la argentina, que está en la recta final de su embarazo.

  Adara Molinero adora sus nuevas adaras y te contamos por qué
Ivana en guerra con Adara.
En su vida de rica, Adara sólo tiene una pega: la guerra que mantiene con Ivana. Foto: Instagram.

Y, claro, por muchos viajes de lujo de Adara que veamos en las redes, para ella su prioridad es el niño y amenazó entre lágrimas con interponer medidas legales contra ella al grito de: “Está cobrando por hablar de mi hijo. ¡No tiene derecho!”.

Contenido patrocinado

- Advertisment -

Debes leer

Me has enseñado tuuuuu. Paz Padilla enseña a meditar a Bertín...

Nos siguen llegando imágenes de la buenísima sintonía entre Paz Padilla y Bertín Osborne tanto delante como detrás de las cámaras. Las playas de Cádiz...