Home Actualidad Miguel Herrán: descubrimos su mayor miedo y no es a los fantasmas

Miguel Herrán: descubrimos su mayor miedo y no es a los fantasmas

¿Tiene miedo a los fantasmas? No, es a otra cosa. Fotos: Agencias

Miguel Herrán le tiene miedo al amor. ¿Qué le pasa al pobre Miguel? El actor fue al hormiguero con su compi de peli Carolina Yuste. Al principio todo fueron ojitos, pero luego le sacó los ojos de las órbitas.¡Sorpresa Carolina! Miguel le tiene miedo al amor. Lo hemos descubierto. Alucina

Miguel Herrán llegó muy contento al Hormiguero pero la cosa se puso tensa. ¡Pobre Miguel!. Fotos: FLickr
- Publicidad -

Miguel Herrán tiene un miedo enorme. Miedo al amor. Lo hemos descubierto en la entrevista que Pablo Motos le hizo ayer en el Hormiguero. El actor de LCDP fue junto a la actriz Carolina Yuste a presentar su última película ‘Hasta el cielo‘. En ella, vuelve a encarnar a un delincuente malote. Con la carita de bueno que tiene y venga ponerle de malo. Aquí tienes el trailer. Trepidante.

Pues bien, Carolina (Goya a mejor actriz de reparto 2019 por ‘Carmen y Lola‘), le estuvo poniendo ojitos todo el rato a Miguel. Pero él se hizo el orejas. Solo hacía que repetir que le cuesta mucho ligar e incluso contó una anécdota durante el rodaje, en la que la propia Carolina ‘ojitos’ Yuste, le ayudó a quedar con una chica que le gustaba. Pero, pero Miguel.

¡Mira esos ojitos! Además de que Miguel dijo de Carolina que cuando la vio pensó que era ‘una mujer muy mujer’. Más ojitos. Estrellitas de los ojos le salían a ella. Love.

Carolina Yuste mirando arrebolada a Miguel Herrán. Pero él a lo suyo. Fotos: Flickr

Pero cuando la cosa se puso tensa Miguel Herrán tiró por la calle del medio y empezó a contar una historia para nada normal

-Voy a disimular contando un chiste de Chiquito.¡jar! Fotos: Flickr

La cosa empezó a tirar por unos derroteros que a Miguel Herrán no le estaban gustando nada, así que aprovechó que Pablo Motos sacó a colación una anécdota de miedo para ocupar el resto de la entrevista. Miguel Herrán y su miedo al amor fueron patentes en ese momento. Contó una historia sobre una casa encantada de su pueblo, que nos dejó helados.

Tan Helados que a Carolina Yuste se le salían los ojitos de las órbitas y él aprovechó para irse por la escuadra. Miedo al amor no, lo siguiente. Creo que los fantasmas de su historia le dieron menos miedo que la tensión que se estaba empezando a masticar en el plató de las hormigas.

No me seas como Ben Affleck, por favor Miguel. Miedo al amor no. Tienes que ser valiente y tirarte al Río. Por favor, y sino vente para Crush que te lo explicamos.

Salir de la versión móvil