Home Actualidad Ernesto de Hannover vuelve a tener bronca en plena calle y esta...

Ernesto de Hannover vuelve a tener bronca en plena calle y esta vez con su hijo Christian

- Publicidad -

El exmarido de Carolina de Mónaco vuelve a hacer gala de su fuerte carácter semanas después de verlo furioso durante una velada nocturna con su pareja, Claudia Stilianopoulos

Intentando dejar la polémica que siempre le persigue a un lado, Ernesto de Hannover ha iniciado una nueva e ilusionante etapa en Madrid donde, además de tranquilidad, ha encontrado el amor en los brazos de la escultora Claudia Stilianopoulos. Feliz por poder disfrutar a menudo de su hijo Christian, de su nuera Sassa de Osma y de sus nietos Nicolás y Sofía, a quienes está muy unido, el príncipe alemán estaría ya buscando casa en la capital para instalarse definitivamente de nuestro país.

En esta ocasión, y días después de protagonizar una tensa discusión con su novia – a la que conoció este verano en Ibiza – Ernesto ha dado muestras de su mal carácter con su hijo. El exmarido de Carolina de Mónaco y Christian de Hannover se dieron cita en uno de sus restaurantes preferidos de Madrid para disfrutar de lo que iba a ser un agradable encuentro entre padre e hijo, en cuya terraza les vimos degustar, entre otros alimentos, ostras y almejas.

Aunque todo apuntaba a que iba a ser un almuerzo tranquilo para ponerse al día, finalmente la conversación entre padre e hijo subió de tono acabando en una tremenda bronca, quizás porque no conseguían ponerse de acuerdo en el tema que estaban debatiendo. A pesar de que la relación entre Ernesto y su hijo Christian es maravillosa, estas imágenes muestran que no siempre están de acuerdo en sus decisiones y que, aunque intentando dejar atrás su imagen de ‘enfant terrible’, el príncipe alemán continúa teniendo un fuerte carácter, del que está ocasión ha hecho gala con uno de sus grandes apoyos cuando este le ha enseñado algo en el móvil que no la he hecho ninguna gracia.

Y es que, aunque en la actualidad vive una etapa tranquila y feliz en Madrid con su familia y su nueva novia, Ernesto ha vivido una temporada especialmente convulsa siendo condenado a diez meses de prisión condicional por un tribunal austríaco el pasado mes de marzo, que además le prohibía beber alcohol durante ese tiempo y le exigía abandonar temporalmente su actual residencia en el país, por insultar, amenazar y agredir en estado de ebriedad el pasado verano a agentes de policías y a otras personas.

El momento más tenso de Ernesto con su hijo Christian, en el siguiente vídeo.

Salir de la versión móvil