Inicio Actualidad Sara Carbonero, preciosa felicitación a su hijo Martín: "lo has conseguido, mico"

Sara Carbonero, preciosa felicitación a su hijo Martín: “lo has conseguido, mico”

-

Día marcado en rojo en el calendario de Sara Carbonero e Iker Casillas, ya que su hijo mayor, Martín, cumple hoy 8 años. Y la primera persona en felicitarlo públicamente ha sido, como no podía ser de otra forma, su famosa mamá que, muy orgullosa, le ha dedicado un precioso mensaje en Instagram.

“El infinito tiene forma de 8 acostado. Ya lo has conseguido, mico. Somos infinitos. Feliz cumpleaños, mi vida” ha escrito la periodista, revelando el cariñoso mote con el que llama a Martín – “mico” – y compartiendo varias imágenes de este verano en la playa en las que, sin mostrar la cara del pequeño en ningún momento pero sí su cara de amor al mirarlo, ha presumido de su hijo mayor. Un niño cariñoso, bueno y muy noble, como la propia Sara ha confesado en más de una ocasión.

Además de varios hastags con los que ha definido al cumpleañero – como #loveofmylife (amor de mi vida), #todoporti, #soulmate (alma gemela) #sunshine (mi luz del sol) – Sara también ha dedicado una preciosa frase a Martín que resume cómo es su relación con su hijo: “Tal vez esta es la forma más alta de amor: un alma que le da serenidad a otra”

MÁS EN CRUSH
Iker Casillas ahora se pone filosófico y nos suelta esta frase de carpeta
MÁS EN CRUSH
Sara Carbonero y Kiki Morente, blanco y en botella

A pesar de que el pequeño está pasando unos días con Iker después de haber pasado la primera mitad de las vacaciones navideñas con la periodista en su tierra natal, Corral de Almaguer – tal y como la propia Sara compartió en sus redes sociales – es probable que hoy Martín sople las 8 velas de su tarta acompañado por sus papás, que mantienen una bonita relación de amistad desde su separación el pasado mes de marzo.

Contenido patrocinado

- Publicidad -

Debes leer

Chanel en la playa con su novio

Así ha sido la cagada de Chanel en la playa

Ha sido durante sus vacaciones cuando Chanel en la playa ha cometido el peor error que podía cometer.