Inicio Actualidad Tamara Falcó e Íñigo Onieva fans de Fernando Verdasco esta vez no...

Tamara Falcó e Íñigo Onieva fans de Fernando Verdasco esta vez no le dieron buena suerte

-

La pareja animó desde las gradas al marido de Ana Boyer, Fernando Verdasco, que con problemas en la rodilla, se despidió del Mutua Madrid Open

Disfrutando del Mutua Madrid Open de Madrid en una edición marcada por las medidas de prevención contra la Covid-19 en la que hemos visto la Caja Mágica más ‘vacía’ que nunca, Tamara Falcó e Íñigo Onieva demostraron que son fans incondicionales de su cuñado Fernando Verdasco, a quien animaron desde las gradas en todo momento a pesar de que su partido se saldó con derrota a causa de sus molestias en una rodilla

Tamara Falcó y Fernando Verdasco son gafes

Demostrándole todo su apoyo al tenista, la pareja lució para la ocasión un complemento de lo más original, dos de las gorras de la nueva colección de ‘Cocowi’, la firma de viseras creada por Fernando Verdasco y Ana Boyer.

Felices y cómplices, ambos estuvieron de lo más atentos a los que sucedía en la pista de juego aplaudiendo cada acierto de su cuñado frente al chileno Christian Garín. Tras casi un año de relación, y con su amor cada día más consolidado, la pareja se ha vuelto inseparable y suenan campanas de boda para una Tamara a la que nunca habíamos visto tan enamorada como ahora.

¿Tamara Falcó e Íñigo Onieva son gafes?

Siempre ideal, la Marquesa de Griñón lució un outfit cómodo para disfrutar del tenis, con jeans, blazer de raya diplomática y camiseta blanca con mensaje, que combinó con una de las gorras diseñadas por su cuñado, al que no dudó en animar desde las gradas, mostrándole su cariño tras la derrota que acaba con su participación en el torneo madrileño antes de lo esperado.

  Tamara Falcó, fan de la nueva tendencia que puedes copiar ya, en Zara. Ooooole

Contenido patrocinado

- Advertisment -

Debes leer

Dulceida de viaje en caravana

Dulceida se va de camping, pero alucina cómo y con qué

Dulceida se va de viaje en caravana pero no como tú y yo nos vamos de camping, con bichos y eso. Todo deluxe. No esperábamos menos.