Inicio Casas Te enseñamos la casa que acaba de comprar Sofía Vergara por 26...

Te enseñamos la casa que acaba de comprar Sofía Vergara por 26 millones (¡¡¡y estaba rebajada!!!)

-

La actriz colombiana Sofía Vergara acaba de comprarse una impresionante casa en Los Ángeles, que incluye cine y ascensor.

Un día más os traemos fresquitas las noticias del mercado inmobiliario de las celebrities hollywoodienses. Sí, esas relacionadas con casoplones que ni vosotros ni nosotros podríamos permitirnos. A no ser que por un milagro del cosmos nos toque el bote del Euromillón. Y esta vez, nuestra protagonista es Sofía Vergara, que acaba de comprarse una imponente casa en Los Ángeles, concretamente en la zona de Beverly Park, donde tendrá como vecinos a nombres como Eddie Murphy, Mark Wahlberg, Denzel Washington, Nicole Kidman, Ben Affleck, Samuel L Jackson, Katy Perry o Cameron Diaz.

Pero vamos por partes, que hay mucho que contar. Y es que no sabíamos que la actriz era una experta negociadora. Por la casa ha pagado nada menos que 26 millones de dólares, un dineral. Pero lo curioso es que costaba 30 y la colombiana ha conseguido una buena rebaja para que ni su cuenta ni la de su marido, Joe Manganiello, se queden tiritando. Y ojo, que no es una mala oferta, teniendo en cuenta que son más de 1.500 metros de casa y 7.000 de terreno. Y un montón de comodidades y cosas súper chulas que os vamos a enseñar pero ya.

La sala de cine

Empezamos por aquí porque nos tiene atrapadísimos. Una sala de cine con un techo que no tiene desperdicio: ese cielo pintado, esas luces insertadas, esos arcos, esas columnas dóricas… Por no hablar de la alfombra y los cortinajes, de los que Scarlett O´Hara podría sacar unos buenos vestidos…

  Joe Manganiello hace desaparecer a su perro. Magia ante nuestros ojos

La cocina

Otra cosa no, pero sabemos que si algo es Sofía Vergara, es exagerada. En sus curvas, en su forma de hablar, en su vestuario… ¡y nos encanta! Y esta cocina le viene que ni pintada, con su inmensa isla, sus muebles barrocos y sus azulejos. Y ojito a la lámpara de araña que cuelga del techo.

  Joe Manganiello hace desaparecer a su perro. Magia ante nuestros ojos

El salón (bueno, uno de ellos)

En los más de 1.500 metros construidos hay espacio para muchas estancias. Y este es uno de los varios salones, que además está separado de otro por un distribuidor con columnas, que están repartidas por toda la casa. Están las columnas de la plaza de San Pedro del Vaticano, las del Partenón de Atenas y luego las de la nueva casa de Sofía Vergara. Solo nos falta ver un poco de estampado de leopardo por aquí y por allí para que esta casa sea la actriz en esencia.

El gimnasio

Esos cuerpazos serranos que lucen Sofía Vergara y Joe Manganiello hay que mantenerlos. Y dónde mejor que en su propio gimnasio, al que no le falta detalle. Muchas máquinas de cardio, muchos aparatos de musculación y bien de pesas. Pesas de todo tipo, que no falten. Y un par de pantallas, para que la pareja no se pelee por el mando. Y claro, cualquier famoso que se precie tiene spa en el gimnasio de casa. Y esta pareja de buenorros también.

El exterior

Lo hemos dicho, pero lo vamos a volver a repetir. Más de 7.000 metros cuadrados de terreno. ¿Os imagináis todo lo que se puede hacer en ese espacio? Pues de momento la casa tiene una cancha, una piscina con jacuzzi y muchas, muchas palmeras. Que se note que están en Los Ángeles. Hasta tiene su propio camino arbolado desde la cancela de entrada a la puerta de la casa.

  Joe Manganiello hace desaparecer a su perro. Magia ante nuestros ojos

Y eso no es todo… la casa tiene siete dormitorios, 10 baños (habéis leído bien, sí) y hasta ascensor para trasladarse de una planta a otra. Mucho lujo, sí, pero… y todo lo que hay que limpiar, ¿qué? Al menos nos queda ese consuelo.

  Joe Manganiello hace desaparecer a su perro. Magia ante nuestros ojos

Contenido patrocinado

- Advertisment -

Debes leer

Mira cómo se hace una sesión de fotos Rocío Flores en...

La hija de Rocío Carrasco, Rocío Flores posando muestra su faceta más influencer tras compartir confidencias en buena compañía en una terraza madrileña Pasando por...