- publicidad -
Home Casas Sauna, piscina y hasta con chimenea al lado del jacuzzi: te enseñamos...

Sauna, piscina y hasta con chimenea al lado del jacuzzi: te enseñamos la casa que vende Pamela Anderson

Casoplón. Mujerón. Todo en ón. Foto: Agencias.

Cómo nos gusta poder enseñarte las casas de los famosos por dentro. Esos cuartos de baño más grandes que mi casa, esas cocinas en las que parece que no han tirando un colacao en su vida… Y sobre todo esas pequeñas excentricidades propias de celebrity. Y la casa que vende Pamela Anderson en Malibú las tiene también, no iba a ser ella menos. Atento, porque te vamos a enseñar todos los rincones de este casoplón que ha puesto a la venta por 14,5 millones de dólares. O lo que es lo mismo, unos 12,5 millones de euros.

Así de raudos vamos a verla.

Además, es que el motivo por el que la ha puesto a la venta nos encanta. La actriz decidió reconectar con sus raíces y se fue a vivir a la antigua casa de su abuela en Vancouver, Canadá. Como nosotros cuando vamos al pueblo a casa de la abuela, pero a otro nivel. Allí conoció a Dan Dayhurst, que le reformó la casa y su estado civil, ya que se enamoraron y se casaron por sorpresa en Nochebuena. Y como han pasado allí el confinamiento y han visto que no necesitan nada más, han decidido poner en el mercado esta casita de capricho de Malibú.

La actriz contó que desde que se habían casado, no habían salido del dormitorio. Así que nos imaginamos que esta habitación también ha sido muy aprovechada, porque la casa que vende Pamela Anderson se compró en 2000 y ha conocido por lo menos, por lo menos dos maridos y unos cuantos novios. Si esas paredes hablaran…

Lo que te decíamos, la cocina blanca impoluta. Yo es que no me imagino haciendo ahí unos macarrones con tomate por si salpico.

Este es uno de los tres cuartos de baño que tiene la casa y está integrado en el dormitorio principal. Todo es con materiales sostenibles, respetando la filosofía de la actriz. Ninguna casa de famoso que se precie sin una buena bañera.

Seguimos con el home-tour por la casa que vende Pamela Anderson con una de esas pequeñas excentricidades: una sauna que incorporó cuando compró la casa. Por cierto, que cuando se hizo con ella, pagó casi dos millones de dólares y ahora puede ganar 12 más. Ha hecho una gran reforma y se gastó una buena pasta, pero unos milloncejos más para la cuenta corriente, sí que saca.

E igual de blanco que la cocina es el cuarto de estar. Con su piano y todo. No es que Pamela tenga un talento oculto que no conocíamos. Sus hijo Dylan ha seguido los pasos de su padre y quiere triunfar en el mundo de la música. Así que nos lo imaginamos dando sus conciertillos en casa, con un whiskyto al lado, cual estrella del rock.

Y aquí uno de nuestros rincones favoritos de la casa. No conocíamos a nadie que tuviera una chimenea al lado del jacuzzi. Una idea fenomenal, porque si salta chispa y se prende, tenemos el agua del jacuzzi a mano para apagarlo. Fetén, Pamela.

Hombre, por favor. Esas tumbonas de madera buena en la azotea para contemplar amaneceres, atardeceres y montañas. Es verlo y que te entren ganas de tener churri, ¿a que sí? Y si ya lo tienes, de contemplar un amanecer, atardecer o montaña con él/ella ahí, ¿verdad?

Ninguna mansión de famoso sin su piscina. Así que, por supuesto, la casa que vende Pamela Anderson también la tiene. Ahora, que ahí vemos lagunillas. La vegetación que adorna el jardín, preciosa. Pero un poquito de aire y la pisci se llena de hojas y flores. Cuántas veces habrá tenido que sacar Pamela el cazamariposas para limpiarla, pobre.

Salir de la versión móvil